Warning: mysql_real_escape_string(): Access denied for user ''@'localhost' (using password: NO) in /home/tvdeportes/public_html/blog/wp-content/plugins/easy-contact-forms/easy-contact-forms-database.php on line 152

Warning: mysql_real_escape_string(): A link to the server could not be established in /home/tvdeportes/public_html/blog/wp-content/plugins/easy-contact-forms/easy-contact-forms-database.php on line 152

Warning: session_start(): Cannot send session cookie - headers already sent by (output started at /home/tvdeportes/public_html/blog/wp-content/plugins/easy-contact-forms/easy-contact-forms-database.php:152) in /home/tvdeportes/public_html/blog/wp-content/plugins/ninja-forms/ninja-forms.php on line 294

Warning: session_start(): Cannot send session cache limiter - headers already sent (output started at /home/tvdeportes/public_html/blog/wp-content/plugins/easy-contact-forms/easy-contact-forms-database.php:152) in /home/tvdeportes/public_html/blog/wp-content/plugins/ninja-forms/ninja-forms.php on line 294
Fanzone de TVdeportes.es – Fútbol, fútbol y luego… Fútbol
.
.

Escrito por los fans de los deportes, dirigido a los fans de los deportes

.

Fútbol, fútbol y luego… Fútbol


David Beckham celebrating a goal

David Beckham celebrating a goal

El monopolio del balompié es cada vez más preocupante

Que el fútbol es el deporte rey en nuestra sociedad, la española y, prácticamente, la europea, es un hecho que ya hemos asumido. No hace falta que nos saquen unas estadísticas de ello. Simplemente con echar un vistazo a los cuatro grandes medios impresos españoles, con ver los deportes en los informativos, o con la gran mayoría de eventos deportivos que se emiten en televisión o en radio. Tanta es la desproporción entre el fútbol y cualquier deporte que ya ni nos damos cuenta de la repercusión que tiene. No tiene porque ser malo que un deporte triunfe más que otro. Sin embargo, en el caso del fútbol, las diferencias son tan abismales que no contemplan rival en la expectación.

Ni un Mundial de Baloncesto podría competir con un partido normal de Liga que involucre a Madrid o Barcelona. Ese dominio se produce en todos los aspectos y las diferencias son tristemente preocupantes. Si ya es difícil llegar a la élite de cualquier deporte, ganarse la vida con ello y superar todos los obstáculos que eso conlleva, más lo es aún en un deporte en el que arriesgarse para perder significa un fracaso en el futuro. La desventaja más sensible está, sin duda, en lo económico. Dos deportes tan parecidos como el fútbol y el fútbol sala, por ejemplo. Cambian los espacios, la técnica por la velocidad, el sistema, y poco más. El objetivo es el mismo y las normas muy semejantes. ¿Qué es lo que hace uno tan famoso y al otro tan desconocido? Es curioso pero no existe una explicación. Incluso el fútbol sala a veces nos deja mas detalles. Muchos de los jugadores que posteriormente destacan en el fútbol 11 crecen con el fútbol sala. Es más, cualquier jugador que nos enamore, que tenga calidad, seguro que estará preparado para jugar al fútbol sala.

Otros deportes, como la Fórmula 1, Moto GP, Motocross…, no están mal recompensados, pero la distancia con el fútbol es también un mundo. Tampoco será por méritos, porque, ¿qué méritos puede hacer de más un deportista que arriesga su vida todos los fines de semana? Hay pilotos que ni lo pudieron defender (Simoncelli, Tomizawa, Kato, Jeremy Lusk, Ayrton Senna…) y aún teniendo presente la tragedia otros los suplen. De cada vez hay más pilotos, más gente a la que le apasiona el riesgo, y a veces ni los mismos riesgos que asumen le garantizan éxito en lo profesional. Sin embargo, el fútbol, a pesar de que también introduce muchos obstáculos, éstos están más que recompensados.

El “Isle of man TT” es una de las competiciones más peligrosas del mundo. Desde sus inicios, esta práctica ya se ha cobrado la vida de más de 200 pilotos. Sin embargo, en España la mayoría de la gente ni sabe que existe.

No es normal que un futbolista de Segunda División, aún en los tiempos que corremos, tenga como vehículo de transporte un coche deportivo al alcance de muy pocos, mientras que uno de Primera División de fútbol sala se pasee con uno de segunda mano. Entramos en una situación en la que los mejores de cada deporte pueden competir entre ellos, por beneficios publicitarios y la creación de una imagen propia, una marca individual a la que llegan los más grandes referentes. A ese nivel, en el que Lebron James y Tiger Woods se pueden comparar a Cristiano Ronaldo, o Fernando Alonso y Pau Gasol a Iker Casillas, es al único al que no se puede cuestionar la igualdad. En el siguiente nivel ya solo entra el futbolista, fuera de cualquier semejanza con otro deportista. Un futbolista mediocre siempre estará muy por encima de cualquier otro deportista mediocre, e incluso de algún otro que ha llegado a la élite pero que no es considerado como tal.

En este contexto, si alguien ha jugado a fútbol durante muchos años sabrá que llegar a la élite le costará muchas horas de trabajo, en ocasiones incluso más de las disponibles. Igualmente ocurre con quien haya salido a correr pensando que algún día llegará a lo más alto. Probablemente será igual de difícil, pero las garantías entre una y otra salida se sitúan a años luz una de la otra. No sería justo, de esta manera, calificarlo uno como más meritorio que el otro, pero de lo que no cabe duda es que uno se realiza teniendo una vida resuelta, casi sin problemas, mientras que la otra solo te proporciona felicidad, el dinero solo es un método de supervivencia.

El fútbol se ha apoderado de todo. El fútbol manda. Inconscientemente, la sociedad ha permitido que un solo deporte reúna más intereses económicos que 10 juntos. Hablamos de un conjunto de aspectos que han impuesto el egoísmo en la categorización del deporte, que han otorgado a esta práctica el privilegio de controlar todo. A pesar de todo, no podemos generalizar, porque es cierto que en otros continentes y otros países este fenómeno no se produce. Ni tenis, ni baloncesto, ni fútbol sala, ni motociclismo, ni automovilismo, ni paracaidismo, ni badminton, ni “running”, ni ciclismo, ni natación. Unos causan más interés que otros, pero no puede uno gustar tanto y el otro tan poco. La solución es el término medio, pero nadie sabe hasta que punto es eso posible.

Reviews

  • Total Score 0%
User rating: 90.00% ( 1
votes )



Contact Us